Hay ocaciones que necesitamos una palabra que traiga reposo a nuestra vida, que nos fortalezca y nos bendiga.

¡Todos necesitamos de la palabra de Dios!

PUNTO 1: TODOS LOS DÍAS

Jueces 16: 16 (RVR-60)

16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia.

Dalila no paraba de hacer su petición sobre el secreto de las fuerzas de Sansón. Debemos aprender que todos los días hay que buscar la palabra, porque ella es bencidión en nuestra vida.

La palabra nos da la dirección en cada aspecto de nuestra vida. Por eso necesitamos la palabra.

PUNTO 2: PORQUE ELLA ES MI FUERZA.

Jueces 16: 17 (RVR-60)

17 Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres.

Debemos aprender que el enemigo le teme a la palabra. Sansón fue educado desde pequeño en una casa que glorificaba a Dios y sus bases fueron bien sembradas.

Si soltamos la palabara, las fuerzas se nos van. Si nos acercamos al pecado nos debilitamos, todo lo que no esta fundamentado en la palabra nos va a debilitar.

PUNTO 3: PARA PROVOCAR MI VICTORIA

Jueces 16: 28 (RVR-60)

28 Entonces clamó Sansón a Jehová, y dijo: Señor Jehová, acuérdate ahora de mí, y fortaléceme, te ruego, solamente esta vez, oh Dios, para que de una vez tome venganza de los filisteos por mis dos ojos.

La línea del cielo, siempre esta abierta para escuchar nuestras peticiones.

Sansón clamó a Jehová y Dios se encanto de oír semejante oración que denota un corazon arrepentido. Dios le regreso ssu fuerzas.

Jueces 16: 29-30 (RVR-60)

29 Asió luego Sansón las dos columnas de en medio, sobre las que descansaba la casa, y echó todo su peso sobre ellas, su mano derecha sobre una y su mano izquierda sobre la otra.

30 Y dijo Sansón: Muera yo con los filisteos. Entonces se inclinó con toda su fuerza, y cayó la casa sobre los principales, y sobre todo el pueblo que estaba en ella. Y los que mató al morir fueron muchos más que los que había matado durante su vida.

Dios siempre está involucrado, el nuncate abandona. Jehová nos va a levantar y nos va a acompañar ahora mas que nunca en nuestras vidas.

PUNTO 4: PARA BENDECIR A OTROS

Juan 7: 45-46 (RVR-60)

45 Los alguaciles vinieron a los principales sacerdotes y a los fariseos; y éstos les dijeron: ¿Por qué no le habéis traído?

46 Los alguaciles respondieron: !!Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!

Todas las palabras de Jesús iban cargadas de vida.

Fuimos creados para bendecir y lo que hablamos por nuestra boca es para edificar a otros.

Juan 7:38 (RVR-60)

38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

 

Categorías: Predicaciones