Marcos 12: 28-31 (RVR-60)
28 Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos?
29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.
30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.
31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos.
Este “Año de Jubileo” es para tener de primero a Dios y estar atento a su voz. Debemos dejar lo que en ocaciones ponemos como prioridad en nuestra vida y darle a Dios el lugar que se merece.
¡Debemos atender a nuestro Señor!

PUNTO 1: LO PRIMERO ES “OYE”
Marcos 12: 28-29 (RVR-60)
28 Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos?
29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.
Si algo necesitamos en todo este año de jubileo es: Oír a nuestro Dios, oír su palabra y oír lo que Dios quiere hablar a nuestra a través de nuestro pastor, cobertura o líder. Estamos aquí para oír la palabra, si muchos hubiéramos oído el consejo de la palabra quizás no estaríamos donde estamos.
PUNTO 2: EL SEÑOR UNO ES
Marcos 12: 29 (RVR-60)
29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.
Dios no compite con nada ni nadie, Dios no quiere que tengas nada que compita con él.  Este año de jubileo es para tener a Dios como el que uno es, no dejemos que nada ocupe el lugar de Dios. Es hora de que le hagamos sentir a Dios que él es el número uno y así veremos milagros en nuestra vida.
PUNTO 3: AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS
Marcos 12:30 (RVR-60)
30  Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.
Amar a Dios con todo es servirle, servirle es aguantar por su causa las dificultades que tiene servir al Señor. En este año de jubileo así debemos amar al Señor con todo lo que somos y con todo lo que tenemos.
PUNTO 4: ¿AMAS A TU PRÓJIMO?
Marcos 12:31 (RVR-60)
31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos.
No hay otro mandamiento dice la palabra, debemos amar a nuestros hermanos. Cuando amamos al prójimo estamos amando a Dios.
Estas son Palabras de Vida Eterna West, para usred. Pastor Alejandro Aguirre.
Categorías: Predicaciones