Toda la biblia es una línea a seguir que requiere de obediencia y así de sencillo nos ira bien.

PUNTO 1: DAVID, FUERA DE LA LÍNEA

2 Samuel 11: 1 (RVR-60)

1 Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén.

Hay un tiempo en el que no podemos descuidarnos porque estamos en guerra. Cuando creemos que ya terminamos hay un nuevo enemigo que se levanta en nuestra contra.

Siempre que permitimos un poquito de comodidad, esa comodidad no produce nada bueno.

¡No podemos estar fuera de la línea!

PUNT 2: LOS DESUBICADOS

Josué 6:27 (RVR-60)

27 Estaba, pues, Jehová con Josué, y su nombre se divulgó por toda la tierra.

Josué 7: 1 (RVR-60)

1 Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán hijo de Carmi, hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá, tomó del anatema; y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel.

Una persona desubicada es aquella que no se comporta deacuerdo a las circunstancias. Cuando somos desubicados interrumpimos las bendiciones que Dios tiene para nosotros y los que nos rodean.

No demos lugar a la codicia y no descuidemos a lo que nos manda el señor para no solo recibir sus bendiciones sino también que los que nos rodean sean bendecidos.

PUNTO 3: PERO, DIOS TE UBICA

Hechos 9: 17-19 (RVR-60)

17 Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.

18 Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado.

19 Y habiendo tomado alimento, recobró fuerzas. Y estuvo Saulo por algunos días con los discípulos que estaban en Damasco.

Cuando nos salimos de la línea por mas que duela Dios nos va a ubicar de nuevo, por que el Señor no quiere mal para nuestras vidas. Lo que nos espera si salimos de la linea son cosas que nos van a destruir y que a la final nos va a ubicar de nuevo en la línea.

Antes de pensar en salirnos de la línea pensemos en todo lo malo que puede recaer en nosotros.

¡Cuando Dios nos ubica recobramos las fuerza!

Categorías: Predicaciones