¡Es momento de romper con la comodidad y tomar nuestra bendición
completa!

PUNTO 1: ROMPE CON LA COMODIDAD

Josué 18:3 (PDT)

3 Así que Josué les dijo a los israelitas: «¿Cuánto tiempo más serán unos cobardes perezosos? ¿Cuándo entrarán a tomar posesión de la tierra que les ha dado el SEÑOR, el Dios de sus antepasados?

No hay algo mas frustrante que ver como la gente se duerme, por no incomodarse para hacer. Debemos corregir nuestra manera de pensar.

¡Nuestro tiempo es ahora! Quién no se arriesga a hacer algo con su vida siempre el tiempo le sobra, pero a quienes se toman en enserio las cosas entran y toman posesión de sus promesas.

PUNTO 2: TOMA POSESIÓN

Josué 14:10-12 (RVR-60)

10 Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir, como él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que Jehová habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años.

11 Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.

12 Dame, pues, ahora este monte, del cual habló Jehová aquel día; porque tú oíste en aquel día que los anaceos están allí, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quizá Jehová estará conmigo, y los
echaré, como Jehová ha dicho.

Cuando de tomar posesión se habla, Caleb es el mejor ejemplo. Caleb quería su propiedad para tomar posesión.

No podemos permitir que el enemigo se apodere de lo que ya Dios determino que nos pertenece.

Hoy debemos tomar lo que es de nosotros en el mundo espiritual:

➡ Tomar nuestro milagro, nuestra sanidad.

➡ Tomar nuestra respuesta, se abren los cielos.

➡ Tomar la fe y creer por la salvación de nuestra familia completa.

PUNTO 3: VERÁS COSAS MAYORES

Juan 1:47-50 (RVR-60)

47 Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño.

48 Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.

49 Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

50 Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás.

Si Natanael no rompe con la comodidad y se queda de brazos cruzados, quizás nunca hubiese sido parte del mejor
equipo que ha existido en toda la historia.
¡El equipo de Jesús NO se compara!

Aquellos que nos acercamos al Señor somos los candidatos a ver cosas mayores. Hay que cortar el cordón umbilical para ver a Dios operar en gloria y poder en su vida.

 

Categorías: Predicaciones