La esencia es el origen y comienzo de algo importante, tambien es lo que hace que un ser u objeto, sea lo que es.

Esta pandemia alejó a muchos de la esencia de su fe, nos alejo  de Dios. Nuestra esencia como creyente es fundamnetal en la poca pasividad y la total acción por lo que creemos.

PUNTO 1: ¿CONOCES LA INTENSIÓN DE DIOS?

Mateo 19:8 (RVR-60)

8Jesús contestó: Moisés permitió el  divorcio solo como una conseción ante la dureza del corazón de ustedes, pero no fue la intesión original de Dios.

En el plan divino Dios quería lo mejor para el hombre. Porque Dios tiene las mejores intensiones  para nosotros, no debemos endurecer nuestros corazones.

Dios nunca quiso que el hombre estuviera solo, le hizo ayuda idónea para apoyarse. No es el plan de Dios, que la familia se destruya, sino que sea ejemplo de vida en esta tierra. Fuimos diseñados a imagen y semejanza de Dios, somos unicos así mostramos nuestra esencia.

PUNTO 2NEGANDO MI ESENCIA

Marcos 14: 66-71 (RVR-60)

66 Estando Pedro abajo, en el patio, vino una de las criadas del sumo sacerdote;

67 y cuando vio a Pedro que se calentaba, mirándole, dijo: Tú también estabas con Jesús el nazareno.

68 Mas él negó, diciendo: No le conozco, ni sé lo que dices. Y salió a la entrada; y cantó el gallo.

69 Y la criada, viéndole otra vez, comenzó a decir a los que estaban allí: Este es de ellos.

70 Pero él negó otra vez. Y poco después, los que estaban allí dijeron otra vez a Pedro: Verdaderamente tú eres de ellos; porque eres galileo, y tu manera de hablar es semejante a la de ellos.

71 Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: No conozco a este hombre de quien habláis.

El ser humano por naturaleza, tiende a negar sus errores. Pedro negó su esencia y como pedro muchos caemos en este error. Negamos la familia que Dios nos regaló, negamos nuestras raíces.

No perdamos la esencia de nuestra iglesia, sirvamos con excelencia, con amor, atendamos a las personas porque Dios anhela, que cuidemos a sus hijos.

PUNTO 3: LA ESENCIA DEL CREYENTE

Hechos 12:1-5  (RVR-60)

1 En aquel mismo tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la iglesia para maltratarles.

Y mató a espada a Jacobo, hermano de Juan.

Y viendo que esto había agradado a los judíos, procedió a prender también a Pedro. Eran entonces los días de los panes sin levadura.

Y habiéndole tomado preso, le puso en la cárcel, entregándole a cuatro grupos de cuatro soldados cada uno, para que le custodiasen; y se proponía sacarle al pueblo después de la pascua.

Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él.

Hay situaciones que te regresan a tu esencia, una enfermedad, un despido, un problema en la familia, un dicípulo, la célula, la red.

Estamos en  constante guerra contra las obras de las tinieblas, para eso no debemos soltar las armas que son las esencia del creyente. Biblia, oración, congregarnos, adorarle.

 

Categorías: Predicaciones