¿Cuán preparados estamos para recibir de parte de Dios una promesa?

Tenemos siempre el pensamiento de negación, pero, Dios quiere que estemos listos para poseer.

PUNTO 1 : VIVEN BAJO PROMESAS, CON JURAMENTO

Deuteronomio 8:1 RVR-60

Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres.

Existen promesas que tienen promesas que tienen tu nombre, las promesas no quedaron como parte de la historia bíblica, ellas fueron diseñadas para todos nosotros.

PUNTO 2: DISFRUTAS EL CAMINO

Deuteronomio 8:2

Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.

Muchos olvidamos lo que Dios ha hecho en el camino, sin embargo somos nosotros los que determinamos si estamos  listos para poseer o si queremos seguir en espera de la promesa.

El tiempo que pasamos en el camino tiene propósitos como: para probarte o para saber lo que había en tu corazón, y si esto te molesta te puedes regresar a Egipto o te afinas al propósito de este camino.

PUNTO 3: SOMOS PROPIEDAD DEL SEÑOR

Gálatas 6:17

17 De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.

Cuando somos conscientes de que somos propiedad del Señor nada ni nadie nos causa molestia.

Y con ese mismo amor debemos amar a nuestros discípulos, cuando aprendemos esto: su dolor es nuestro dolor y hasta pasamos pruebas juntos porque los amamos.

 

Prepárate para recibir la herencia que Dios tiene preparado, solo preocúpate en dar lo mejor de ti.

Categorías: Predicaciones