Estamos levantándonos de una temporada diferente, y debemos estar convencidos que muchos vamos a necesitar la ayuda de Dios y también su dirección, para esto es necesario que Dios nos hable.

PUNTO 1: DISPUESTO A OÍRLE

1 Samuel 3:10 (RVR-60)

10 Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces: !!Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye.

Samuel, no conocía al señor, pero si tenía el deseo de oirle. Debemos creer que la historia de Samuel, puede ayudarnos a identifcarnos con el señor. La clave para que Dios nos pueda hablar es estar dispuesto a oír.

PUNTO 2: PARA TRAERME DIRECCÍON

1 Samuel 3:11 (RVR-60)

11 Y Jehová dijo a Samuel: He aquí haré yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiñirán ambos oídos.

El propósito por el que necesitamos que el nos hable, es porque es necesario, la dirección de divina, en nuestro retos personales. Nuestras decisiones, necesitan su dirección.

PUNTO 3: NO ESCUCHES SERPIENTES

Genesis 3:1-5 (RVR-60)

1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;

pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;

sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

El enemigo se revuelca, por tener la oportunidad de hablarnos. Su única intención es confundir los planes o la dirección que Dios tiene para nosotros.

PUNTO 4: IDENTIFICA SU VOZ

⇛ Silencie las voces que hay en su mente.

Silenciemos las heridas del pasado y los resentimientos, la voz de la amargura.

2Corintios 10:5 (RVR-60)

⇛ Porque también el enemigo habla

Miremos como se disfrazó de serpientes y le habló a Eva.

Sin queremos conocer, identificar más la voz de Dios, lee más su palabra, tenemos que conocer la manera de pensar de Dios y así no seremos engañados.

Usemos el diserdimiento

Todos tenemos discerdimiento, no crea que Dios solo a uno les da la capacidad y a otros no.

¡Porque hay que identificar cuando la voz es de Dios o del enemigo o de los hombre!

 

 

Categorías: Predicaciones