Isaías 40:28-31 (RVR)
¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Lo contrario a estar fuertes, es sentir debilidad. COVID19 ataca el sistema inmunológico y lo debilita. Una persona débil, es presa fácil del virus. El consejo es fortalecer el sistema inmunológico.

¿Cómo sientes tu sistema inmunológico espiritual?

PUNTO 1: FUERTES
Dios cumple lo que dice, esta verdad me gusta mucho Verso 29. Él, esta escrito en mayúscula, define que es una persona, es Dios. Si Él dijo que da y multiplica las fuerzas al que no tiene, debemos confiar y declarar hoy: Yo recibo fuerzas nuevas.

¿Eres un cristiano débil o un creyente fuerte?
La clave para recibir fuerzas nuevas, es reconocer cuando estoy cansado. Al entrar en cuarentena, había mucha gente cansada; ya hemos descansado bastante en lo físico. Ahora es tiempo de ser fuertes en batalla. Una vez pase este tiempo, hay que volver a trabajar.

Joel 3:10 (RVR)
Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.

PUNTO 2: EL SECRETO ESTA EN LA ESPERA
Veamos el verso 31. Una madre primeriza, sabe que las últimas semanas son desesperantes. No duermen bien, no aguantan la barriga. Lo contrario a esperar es desesperar. Nos agotamos cuando nos deseperamos y nos desesperamos cuando queremos las cosas para ya. Por otro lado, la pandemia ha probado la paciencia de muchos.

Que fácil es decirle a otro que espere en Dios, cuando no es uno el que tiene que esperar.

Lo cierto es que todo creyente que a perseverado, siempre reconoce a otro que se esta desesperando. Los que esperan en el señor, no se agotan, no se fatigan. Porque su fuerza se renueva por la fe. Cuando llego a confiar en Dios plenamente, es un placer esperar en Él y no me canso de hacer su voluntad.

PUNTO 3: LA UNCIÓN NO ESTA EN VENTA

Jueces 16:5 (RVR)
Y vinieron a ella los príncipes de los filisteos, y le dijeron: Engáñale e infórmate en qué consiste su gran fuerza, y cómo lo podríamos vencer, para que lo atemos y lo dominemos; y cada uno de nosotros te dará mil cien siclos de plata.

Jueces 16:6 (RVR)
Y Dalila dijo a Sansón: Yo te ruego que me declares en qué consiste tu gran fuerza, y cómo podrás ser atado para ser dominado.

Al igual que Sansón, el enemigo te quiere arrancar la fuerza. El enemigo siempre envía una Dalila que le interesa lo que tú tienes no lo que eres. Esta fue su frase estrategica: Engáñale e infórmate en que consiste su gran fuerza. Todos quieren saber de donde viene mi bendición. Lo que no saben es que soy fiel, busco a Dios en oración y le sirvo con pandemia o con lo que venga. Recomiendo a los jóvenes, tengan cuidado a quién le abres tu corazón. Sansón le abrió su corazón a la mujer equivocada. Gloria a Dios por aquellos que tienen su compañera.

Jueces 16:15 -16(RVR)
Y ella le dijo: ¿Cómo dices: Yo te amo, cuando tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces, y no me has descubierto aún en qué consiste tu gran fuerza. Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia.

Aunque te insistan, no cedas, cuida lo que Dios te entregó.

Jueces 16:17 (RVR)
Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres.

Lo mismo nos pasa, cuando ponemos en venta la unción que Dios nos ha regalado. Los hombres de Dios, también se cansaron asi que tambien me puedo cansar.

David:

Salmos 31:10 (RVR)
Porque mi vida se va gastando de dolor, y mis años de suspirar; Se agotan mis fuerzas a causa de mi iniquidad, y mis huesos se han consumido.

Moisés:
Números 11:14 (RVR)
No puedo yo solo soportar a todo este pueblo, que me es pesado en demasía.

Los Discípulos de Jesús:
Mateo 26:40 (RVR)
Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora?

El consejo de Jesús ante esta realidad, lo podemos encontrar en estos versos.

Mateo 11:28-30 (RVR)
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Tambien te muestro este pasaje.

Salmos 23:2 (RVR)
En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.

Estas han sido palabras de vida eterna west, para usted. Pastor Alejandro Aguirre.

Categorías: Predicaciones