No hay otras palabras para describir a nuestro Señor como el Dios que lo sabe todo.

Debemos entregarle el control de nuestras vidas a Dios y creyendo que él tiene la última palabra.

PUNTO 1: DIOS LO SABE

Mateo 6:31-32 (RVR-60)

31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

32  Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

El afán es sinónimo de preocupación, solo los que no conocen a Dios se preocupean por lo que necesitan para vivir.

A veces pensamos que a Dios se le olvidó nuestro nombre pero no, nosotros somo sus hijos y jamás se va a olvidar de nosotros. Dejemos todas nuestras cargas y preocupaciones al Señor y pronto veremos las respuestas.

¡Es momento de vivir en modo: Dios lo sabe!

PUNTO 2: JESÚS HARÁ MUCHO MÁS

Mateo 6:30 (RVR-60)

30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

El Señor nunca a sido conformista; solo debemos aprender a confiar en él. Dios sabe que tenemos necesidad y por eso hará mucho más por nosotros.

El Señor hará mucho más por nosotros:

➡ Por ese matrimonio.
➡ Por ese hijo.
➡ Por esa salud.
➡ Por esa economía.
➡ Por esos discípulos y ese grupo de amistad.

¡Jesús quiere hacer más por nosotros!

PUNTO 3: NO LE QUITES EL TRABAJO A DIOS

Génesis 16:2-3 (RVR-60)

2 Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. Y atendió Abram al ruego de Sarai.

3 Y Sarai mujer de Abram tomó a Agar su sierva egipcia, al cabo de diez años que había habitado Abram en la tierra de Canaán, y la dio por mujer a Abram su marido.

Es muy sabroso disfrutar de las bendiciones de parte de Dios, pero es aún mayor deleitarnos en sus promesas porque ellas me producen: vida, crecimiento y desarrollo.

No hay quien pueda detener a Dios, cuando decide bendecirbos, pero si hay quienes atrasan a Dios por querer ayudarle.

Deja que Dios trabaje, debemos hacernos a un lado. ¡No le quitemos el trabajo a Dios!

PUNTO 4: MANTÉN EL BALANCE

Mateo 6:25-26 (RVR-60)

25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?»

Dios nos da un consejo y es que debe existir un balance.

Debemos aprender a servir y atender a Dios como si Cristo viniera hoy. Y debemos trabajar y planificar nuestra vida como si Cristo viniera en 50 años.

Dios sabe todo de nosotros cada una de nuestras necesidades, dolencias, sueños y metas. Pero también sabe que nuestra mayor necesidad es adorarle a él.

Mateo 6:33 (RVR-60)

33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

¡Dios es el único que puede llenarnos y sostenernos en todo momento!

 

 

Categorías: Predicaciones