La única garantía de salir victoriosos de cada circunstancia es saber que Dios está con nosotros.

PUNTO 1: DIOS ESTÁ CONMIGO

Hechos 7:9 (RVR-60)

Los patriarcas, movidos por envidia, vendieron a José para Egipto; pero Dios estaba con él,

No podemos permitir que nuestro corazón se ensucie de envidia a raíz de lo que otros reciben. Limpiemos nuestro corazón para que Dios nos de nuestros propios sueños y alcancemos nuestras bendiciones.

No nos avergoncemos de usar nuestra túnica, pues ella representa las pequeñas victorias después de cada batalla.

¡Dios está con nosotros aunque otros quieran nuestra túnica!

PUNTO 2: DESDE EL VIENTRE DEL PEZ

Jonás 2:1 (RVR-60)

1 Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez,

Si podemos orar en el vientre del pez, podemos orar en cualquier lugar. Jonás como siervo de Dios nos ayuda a comprender en su vida que todos en alguún momento cometemos errores.

Es válioso equivocarse haciendo, pero lo que no es válido es poner la mano en el arado y mirar atrás.

Podemos renunciar a nuestro llamado, pero no al que nos llamó.

PUNTO 3: ESTÁS BIEN ACOMPAÑADO

Mateo 28:20 (RVR-60)

20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Jesús nos hizo una promesa de contar con su compañia, es por esto que hay que rodearnos de gente sabia y ungida.

No tengamos miedo a las pruebas que nos llegan cada día, Dios nos levantará y podremos ver su respaldo y compañia.

¡Dios está con nosotros!

Categorías: Predicaciones