Todos tenemos un proceso de desarrollo; todos nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, y para todo hay un tiempo.

Muchas veces pasamos por tiempos que no queremos recordar, sin embargo tenemos que aprender a vivirlos y recordarlos de la mano de Dios.

PUNTO 1: TODO TIENE SU TIEMPO

Eclesiastés 3:2 (RVR-60)

2- Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;

Hay que aprender a vivir ls tiempos, Una lección muy clara y valiosa que debemos atesorar en nuestro corazon. Muchas veces pasamos tiempos dificiles de soportar, pero tenemos que orar para que pasen pronto estos tiempos, para volver a reír.

Hay varios ejemplos de personas que tuvieron que resistir y pasar su proceso. Uno de estos fue Job: el se quedó sin nada en medio de una prueba de fe, pero job nunca declaró en contra de Dios.

Debemos pasar nuestras prubas tomados de la mano del Señor, sin quejarnos ya que Dios sabe lo que hace y no nos deja pruebas que no podamos soportar.

PUNTO 2: FE PARA EL INSTANTE, FE PARA EL PROCESO

Marcos 7:26-30 (RVR60)

26 La mujer era griega, y sirofenicia de nación; y le rogaba que echase fuera de su hija al demonio.

27 Pero Jesús le dijo: Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos.

28 Respondió ella y le dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos, debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos.

29 Entonces le dijo: Por esta palabra, ve; el demonio ha salido de tu hija.

30 Y cuando llegó ella a su casa, halló que el demonio había salido, y a la hija acostada en la cama.

Nuestra fe debe ser lo suficientemente grande como para provocar milagros instantáneos, una fe que mire a lo invisible y que no dependa ni de problemas, ni de necesidades, sino que justamente en ese momento nuestra fe vaya en aumento, una fe en desarrollo es aquella que siempre va en crecimiento no importando los obstaculos en el camino.

PUNTO 3: FE PARA TERMINAR

Mateo 14:28-29 (RVR60)

28 Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a
ti sobre las aguas.

29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.

Seguir en el camino del Señor es para valientes, y debemos resistir. Muchas veces el enemigo quiere plantar una semilla de duda en nuestras mentes pero debemos resistir y no acogerla en nuestro corazón, al contrario, después de detectarla, arrancarla de nuestra vida, de nuestra familia y de todo de lo que pueda estar afectando.

 

JOSUÉ 24:15

15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Categorías: Predicaciones