La mayoria del tiempo definimos tener algo en base a las poseciones. La temporada que vivimos nos a demostrado que no necesitamos mucho para vivir, más bien debemos aprender a cuidar lo que tenemos.

PUNTO 1: CUIDA LO QUE TIENES

Hechos 3: 1-6 (RVR-60)

1Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración.

2 Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo.

Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna.

Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos.

Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo.

Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.

Pedro le dejo saber lo que tenia, el estaba lleno del poder de Dios para sanar. Si hay algo que todos podemos tener es a Jesús en nuestro corazón.

Todos recibimos un valor en nuestro interior al venir al Señor, aquello que no tenia valor el Señor vienen y se lo da.

PUNTO 2: ADIÓS AL DESCUIDO

1 Timoteo 4: 13-15 (RVR-60)

13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.

15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.

Tenemos que cuidar lo que tenemos. Muchas veces descuidamos lo que tenemos, tenemos lo que Dios nos a regalado, esta salvación tan grande, pero la descuidamos.

Todo lo que tenemos es muy valioso y debemos cuidarlo.

PUNTO 3: Y LO QUE NO TENGO

1 Corintios 1: 26-28 (RVR-69)

26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;

27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;

28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es

Falta menos para que llegue nuestro turno, pronto creceremos y veremos la oportunidad para ver lo que el Señor tiene preparado para nuestra vida.

PUNTO 4: DEPENDA DE DIOS

Santiago 4:13-17 (NTV)

13 Presten atención, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y nos quedaremos un año. Haremos negocios allí y ganaremos dinero».

14 ¿Cómo saben qué será de su vida el día de mañana? La vida de ustedes es como la neblina del amanecer: aparece un rato y luego se esfuma.

15 Lo que deberían decir es: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello».

16 De lo contrario, están haciendo alarde de sus propios planes pretenciosos, y semejante jactancia es maligna.

17 Recuerden que es pecado saber lo que se debe hacer y luego no hacerlo.

Podemos conocer, saber mucho pero no depender de Dios. Si no tomamos en cuenta a Dios en nuestros planes podemos cometer el error de pensar que podremos alcanzarlos.

Solo con Dios nuestros planes pueden ser una realidad.

 

Categorías: Predicaciones