Hemos hablado de fe, y le he pedido a Dios que los que han estado aquí recibiendo fe, vinieran hoy.
Y que puedan a recibir esta palabra, para que puedan ver la fe ya hecha realidad. Y puedan saber, qué hacer Cuando Dios me da, cuando le creemos. Porque Dios cumple sus promesas.

PUNTO 1: Dios me da…

I Samuel 1:26-28 (RVR-60)

26 Y ella dijo: ¡¡¡Oh, señor mío!!! Vive tu alma, señor mío, yo soy aquella mujer que estuvo aquí junto a ti
orando a Jehová.
27 Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí.
28 Yo, pues, lo dedico también a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová. Y adoró allí a Jehová.

Este caso de Ana que estaba pasando por una aflición y sufría.  Y es que el esposo Elcana…

una mujer que oyó esta historia bíblica, me dijo: que Elcana era un
canalla.  Este hombre dice la biblia…que además de Ana su esposa, él tenía otra mujer que se llamaba Penina. Y dice que la querida Penina tenía hijos; pero Ana
no podía tener hijo. Y a causa de esto, la Penina:
1) Irritaba mucho a Ana
2) Ana no comía
3) Ana lloraba mucho

Hoy te quiero decir que hoy se acaba esa aflicción.

PUNTO 2: ENTREGANDO LA PROMESA

I Samuel 1:27 (RVR-60)

27 Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí.

La mejor manera de administrar aquello que Dios me da, es entregándolo a él, esto es lo mejor.
Te pregunto: ¿qué tienes que no lo has entregado al Señor?
Alguien tiene que volver a poner en las manos de Dios, lo que ha recibido:

– Tus hijos, Tu matrimonio,Tu empresa , Tu liderazgo, Tu salud, Tú casa, Tus capacidades.
Y verás lo que Dios puede hacer.

PUNTO 3: QUE NO MUERA TU GRATITUD

I Samuel 2:1-4 RVR-1960

1- Y Ana oró y dijo: Mi corazón se regocija en Jehová, Mi poder se exalta en Jehová; Mi boca se ensanchó
sobre mis enemigos, Por cuanto me alegré en tu salvación.
2- No hay santo como Jehová; porque no hay ninguno fuera de ti, y no hay refugio como el Dios nuestro.
3- No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; cesen las palabras arrogantes de vuestra boca;
porque el Dios de todo saber es Jehová, y a él toca el pesar las acciones.

4- Los arcos de los fuertes fueron quebrados, y los débiles se ciñeron de poder.

Lo más grande, ya lo tenemos : Nuestra salvación.
»El agradecido siempre honra a Dios
»El agradecido siempre le da tiempo a Dios
»El agradecido siempre sirve a Dios
»El agradecido…Dios puede contar con él…si señor

 

 

 

 

 

Categorías: Predicaciones