Nosotros tenemos planes y Dios también tiene los suyos. La pregunta es ¿Estás en los planes de Dios?

Nada es igual, si no estamos en sus planes.

PUNTO 1: CUANDO DIOS CAMBIA LOS PLANES

Jeremías 29:11 (NVI)

11 Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

Dios es el que debe sellar nuestros planes. Cuando tenemos planes, tenemos propósitos de vida.

Nuestros planes cambian cuando Dios así lo determina; los cambios son parte de la vida. Aunque el enemigo nos quiera dañar los planes, Dios dice en su palabra que sus planes incluyen la paz que nunca el mundo nos podrá ofrecer.

PUNTO 2: LOS PLANES DE DAVID

1 Samuel 22:1-2 (RVR-60)

1 Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él.

2 Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres.

La vida de David no fue la misma una vez venció a Goliat. Quizás pensó que se enamoraría de una buena mujer, que su padre le daria una herencia. Pero esos no eran los planes de Dios.

Nunca pensó que viviría en cuevas y estaría huyendo de su asesino. En los planes de Dios, él aprendería por 13 años a desarrollar la seguridad de su llamado.

PUNTO 3: APÉGATE AL DISEÑO DE DIOS

Isaías 55:7 (RVR-60)

7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Hay personas que de repente no siguen el tratamiento que les es dado. Por esto debemos apégarnos a Dios, pues él es quien nos dio el plan.

Debemos estar dispuesto a compartir lo nuestro para la obra de Dios, pero no podemos aceptar perderlo.

PUNTO 4: LOS PLANES NECESITAN SU TIEMPO

Gálatas 4:4-6 (RVR-60)

4 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo,Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,

5 para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: !!Abba, Padre!

Hay planes que toman su tiempo, esto requiere paciencia y no desesperar. Dios espero el cumplimiento del tiempo para enviar a Jesús.

Es normal que aveces nos podamos alejar del plan, pero es allí es donde el Señor nos habla en Proverbios 24:16 (RVR-60)

¡Es mejor apegarnos al plan!

Categorías: Predicaciones