La biblia es un manual, lleno de consejos para que el hombre viva bien.

PUNTO 1: AUNQUE NO TE GUSTEN

1 Samuel 8:6 (NTV)

Samuel se disgustó con esta petición y fue al Señor en busca de orientación.

Samuel mostró su inconformidad con este pueblo, en cierta manera Israel tenía razón. Debemos analizar como reaccionamos cuando algo no nos cae bien.

Hay situaciones que no nos agradan pero nos ayudan a mejorar.

PUNTO 2: EN LA FAMILIA

1 Samuel 8:1 (RVR-60)

1 Aconteció que habiendo Samuel envejecido, puso a sus hijos por jueces sobre Israel.

Hay que instruir a nuestros hijos. El llamado no es consentir, es corregir; nuestros hijos llevan nuestros genes nuestra sangre y ellos crecerán marcados por los padres o tutores.

La falta de instrucción produce verguenza, esto fue lo que a Samuel le ocurrió.

PUNTO 3: Y NO TE COMPARAS

1 Samuel 8:5 (RVR-60)

y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones.

Este es uno de los errores que cometemos a diario, caer en la comparación. Aveces pensamos por alguna razón que somos iguales a las demás personas.

No hay que vivir como viven los demas, hay que vivir como Dios nos enseña a vivir. Debemos ser de ejemplo para otros a través de nuestro testimonio.

PUNTO 4: SE LO PIDO A DIOS

1 Samuel 8:6 (RVR-60)

Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró a Jehová.

Hay situaciones que nos quitan mucho tiempo, porque pensamos mucho humanamente hablando y no le contamos a Dios que piensa.

No dejemos la oración, todo lo que no nos guste vamos a contárselo al Señor y el traerá el perfecto consejos.

Proverbios 19:20 (RVR-60)

20 Escucha el consejo, y recibe la corrección,
Para que seas sabio en tu vejez.

¡Los consejos de escuchan y se aplican!

Categorías: Predicaciones