Hay que tomar acción en muchas áreas de nuestra vida, pero sobre llevar a la acción todo aquello que pensamos.

Que importante es para nosotros los padres inculcar una visión y proyectarla a nuestros hijos.

La fe sin obras es muerta.¡Lleva tu fe a la acción!

PUNTO 1:DESPIERTOS EN LA GUERRA

2 CORINTIOS 10:3-4 (RVR60)

13-pues aunque andamos en la carne,no militamos segun la carne;

4-porque las armas de nuestra milicia (diga conmigo:estamos en guerra) nos son carnales,sino poderosas en Dios para la destruccion de fortalezas.

Es importante aprender a como guerrear, somos humanos pero no luchamos como lo hacen los humanos.

Todos los días tenemos que luchar porque el enemigo quiere destruirnos, un consejo? mantengamos sanos nuestros pensamientos, entrenemos mucho la oración porque ella nos fortalece para vencer la tentacion.

PUNTO 2:PENSAMIENTOS QUE DEBEMOS DERRIBAR

2 Corintios 10:4-5 (RVR60)

4- porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,

5- derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

Debemos derribar argumentos que no nos permiten cambiar : pensamiento de escazes, pensamiento de inferioridad, pensamiento de renuncia, pensamiento de tacañeria.etc.

PUNTO 3:PENSANDO SU PALABRA

Hebreos 4:12-13 (RVR60)

12- Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
13- Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas estándesnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

La mayor virtud del creyente, es creer la palabra. Todos tenemos fe, solo que unos la usan y otros no.

Hay una poderosa conexión de Mente, Alma y Boca: Lo que sientes, es hermana de lo que piensas, lo que dices es fruto de tus pensamientos.

Delante del señor no hay nada que podamos ocultar, debemos pedirle que cada día podamos pensar como el piensa.

 

Categorías: Predicaciones