Secretos para una vida abundante

publicado en: Predicaciones | 0

El propósito del ladrón es robar, hurtar, matar y destruir. Ninguno de los tres, habla de abundancia, solo de llevarte a la escasez y a la ruina. Diga conmigo: El propósito de Jesús, es darme vida plena y abundante. Estos secretos son en realidad consejos prácticos, que podemos creer y ver resultados.
Juan 10:10 (NTV)
El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante.

¿Cuantas veces hemos leido este versículo en Juan?, pero en realidad ¿estás claro que el Señor nos quiere dar una vida abundante?

PUNTO 1: FUISTE LLAMADO
Marcos 1:16-20
Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. Y dejando luego sus redes, le siguieron. Pasando de allí un poco más adelante, vio a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan su hermano, también ellos en la barca, que remendaban las redes. Y luego los llamó; y dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron.

Una de las grandes verdades de todos los tiempos:

EL LLAMADO Y EL CARACTER
Aunque muchos dicen que el llamado es algo para ser pastores o algo más de renombre. Yo he aprendido que todos hemos sido llamados por el Señor. Muchos son llamados, y pocos escogidos. Todos fuimos llamados de distintas maneras. Cuando Jesús llamó a cuatro discípulos, me sorprende que El Señor esperaba una reacción de ellos. Si el señor te llamo para salvarte, espera que le sirvas y lo sigas. Ahora que comprendes su amor, ¿Le servirás?

No hay nada mas grande, que alguien le sirva al Señor por gratitud, pues esto dice cuanta convicción hay en esa persona. Los que somos llamados, le servimos.

Marcos 1:29-31
Al salir de la sinagoga, vinieron a casa de Simón y Andrés, con Jacobo y Juan. Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre; y en seguida le hablaron de ella. Entonces él se acercó, y la tomó de la mano y la levantó; e inmediatamente le dejó la fiebre, y ella les servía.

Hasta las suegras son llamadas:

  • Esta señora estaba enferma, pero Jesús la llamó
  • Le sanó la fiebre
  • Se sentó en unas silla, se puso en pie
  • Y le servía.

El llamado es importante para una vida abundante, pero sin el carácter necesario es posible que no tenga crecimiento.

PUNTO 2: CRECE EN CARÁCTER
Lucas 9:52-56
Y envió mensajeros delante de él, los cuales fueron y entraron en una aldea de los samaritanos para hacerle preparativos. Mas no le recibieron, porque su aspecto era como de ir a Jerusalén. Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma? Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois; porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea.

El llamado precede al carácter. Jacobo y Juan querían incendiar una ciudad, estos eran grandes Apóstoles en formación de su carácter pero Jesús los llamó y luego se propuso trabajar en su carácter. Si usted como líder quiere multiplicarse, empiece a creer en la gente y el llamado que les hizo el Señor.

Discípulos perfectos no hay; se forman.

Jesús formó a los suyos y tres años después vió lo que el formó. El caracter que posees actualmente ha sido formado en un periodo de tiempo, por pequeñas elecciones y las decisiones que han moldeado tu vida.

Un estudio concluyó que las hijas de madres estrictas, son mas propensas a convertirse en mujeres exitosas. Se hizo un seguimiento de la vida de 15,500 niñas, durante 6 años. Esas niñas fueron menos propensas a quedar embarazadas en la adolescencia. Tenían buenas oportunidades de estudio y ganar mejores sueldos.

No nos cansemos de formar carácter sobre nuestros hijos.

PUNTO 3: NO TE DES POR VENCIDO
Gálatas 6:9 (NTV)
Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos.

Para ver una vida abundante, hay que resistir durante un tiempo. A veces sentimos cosas raras, pero al no perder el norte logramos no desmayar. El exámen que debo hacerme o la pregunta es: ¿Qué estoy sintiendo?
Muchos tienen residuos de rencor, celos, culpabilidad y baja autoestima cuando compites por amor. Es posible que en el tiempo, nos cansemos de hacer el bien y es allí que sentimos que no podemos, pero en su debido tiempo siendo fieles, se tiene una gran cosecha. El secreto, es no darse por vencidos.

Hoy te quiero dar esta palabra: El tiempo en el que te mantienes fiel, a pesar de las luchas y problemas te convierte en un creyente inquebrantable.

Romanos 8:38-39 (RVR60)
Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Les comparto un extracto del diario de un hombre que fijó su curso y fue fiel. Su nombre era John Wesley.
Domingo por la mañana, 5 de mayo, prediqué en la iglesia Santa Ana, me pidieron que no volviera nunca más.
Domingo por la tarde, 5 de mayo, prediqué en la iglesia San Juan, los diáconos dijeron: “salga y quédese afuera”
Domingo por la mañana, 12 de mayo, prediqué en la iglesia San Judas, no puedo regresar tampoco.
Domingo por la tarde, 12 de mayo, prediqué en la iglesia San Jorge, me echaron nuevamente.
Domingo por la mañana, 19 de mayo, prediqué en la iglesia San “algo”, los diáconos tuvieron una reunión extraordinaria y dijeron que no podía regresar.
Domingo por la tarde, 19 de mayo, prediqué en la calle, me echaron de la calle.
Domingo por la mañana, 26 de mayo, prediqué en una pradera, perseguido por un toro que soltaron durante el servicio.
Domingo por la mañana, 2 de junio, prediqué en las afueras del pueblo, me echaron de la autopista.
Domingo por la tarde, 2 de junio, servicio vespertino, prediqué en un pastizal, 10,000 personas asistieron.

John Wesley sabía cuál era su propósito. El no vio los detalles de ese propósito, pero tenía el don de predicar y lo desarrolló. La fidelidad lo llevo alcanzar su destino en Dios, la fidelidad también tiene que ser el fundamento de nuestras vidas. Tenemos que ser fieles a Dios durante todas estas pruebas; la fidelidad nos mantendrá fieles hasta que pasemos toda prueba y entremos en el cumplimiento de nuestro destino en Dios.